Ir a: Menú de sección | Menú principal | Pie | Inicio de la página


Artículos

 
Tweet

Nuevos retos para el mercado japonés de juguetes

Un artículo de Atsuko Tatsumi, editora de Weekly Toy News, revista japonesa miembro de International Toy Magazines Association (ITMA)

31/05/2011

Gran parte de Japón quedó devastada por el terremoto y el posterior tsunami

Atsuko Tatsumi, publisher, Weekly Toy News

Han pasado más de dos meses desde que Japón fue azotado por un terremoto y un tsunami de fuerza sin precedentes. El país sigue con dificultades por culpa de los daños que el tsunami causó al reactor nuclear de Fukushima. Se ha reducido el suministro de energía eléctrica en Tokio y una amplia área cercana a la capital, lo que está provocando apagones frecuentes. Además, se invita a todos los ciudadanos a contribuir al ahorro de energía y la iluminación urbana se apaga por las noches.

Por culpa de las fugas de radiación que ha habido en la planta, también se han impuesto restricciones gubernamentales en lo que se refiere a la alimentación que proviene de la zona del reactor, especialmente para piscifactorías y agricultura. Estas restricciones han afectado especialmente a las verduras, al pescado e incluso al arroz. La población está asustada y se siente insegura a la hora de comprar alimentos.

La zona afectada por el terremoto de marzo es la parte nordeste de la isla Honshū: comprende el 12% de la población total de Japón. El 90% de los residentes se vieron afectados de forma grave: 20.000 personas murieron y otras 20.000 siguen desaparecidas. Cerca de 100.000 personas se encuentran sin hogar: viven en edificios de ayuntamientos, escuelas, hoteles, o casas de amigos o familiares. Las condiciones son especialmente difíciles para los niños y la gente mayor, a pesar de que el gobierno planea tener construidas a finales de verano pequeñas casas para acoger a la mayoría de los supervivientes.

Problemas para el sector del juguete
La industria japonesa del juguete anunció muy pronto después del desastre el envío de grandes cantidades de sus productos a la zona del terremoto, con la esperanza de que esto proporcionara cierto alivio a los niños.

En lo que concierne al sector juguetero, una de las consecuencias del terremoto y del tsunami son los daños a los detallistas especializados. Al menos 60 tiendas de juguetes han quedado destruidas en la región afectada, y a pesar de que algunas están siendo reconstruidas y vuelven a estar operativas, la supervivencia parece todavía difícil para la muchos vendedores. El dueño de una gran compañía de juguetes ha donado una gran cantidad de dinero para ayudarles; con seguridad será utilizada para volver a trabajar, pero pasará mucho tiempo –meses, un año- antes de que estas personas que han perdido sus casas y sus tiendas reemprendan la actividad.

En global, la población japonesa ha sufrido intensamente por lo sucedido y está pasando por tiempos difíciles. Desde el 11 de marzo, el consumo se ha contraído en líneas generales. El sector de los juguetes experimentó una caída del 12% en las ventas de abril, en comparación con el mismo mes del año pasado. Muchas otras ramas de la industria se han visto asimismo afectadas, aunque por daños en sus plantas de producción. Este es un problema grave para el futuro de la economía japonesa.

Se mantiene la feria de Japón
A pesar de estas dificultades, la asociación de jugueteros Japan Toy Association ha decidido que Tokyo Toy Show se celebre del 16 al 19 de junio, tal y como estaba previsto. Resulta difícil hacer previsiones de asistencia para esta edición de nuestra feria, abierta al público general los dos últimos días y que suele atraer a 100.000 personas, contando sólo a niños y familias.

Dada la situación, los productores japoneses de juguetes han reducido el anuncio de nuevos productos, y nadie espera que el sector consiga buenos resultados este año. Por ejemplo, de momento es muy difícil vender juguetes a pilas, y los vendedores están promocionando juguetes y juegos que no las necesitan, como juegos de cartas, puzzles y juegos de tablero, que son categorías que están funcionando bien.

Eso sí, la industria del juguete está inmersa en una campaña de promoción acerca de la importancia de sus productos como herramienta para el crecimiento saludable de los niños. Parece seguro que los consumidores japoneses seguirán comprando juguetes, ya que los padres se sienten felices si sus hijos pasan tiempo alegres, pero probablemente preferirán los más baratos con buen valor de juego.

Las vacaciones de verano están cerca, pero este año en Japón no se disfrutarán tanto como antes. Todos esperamos volver pronto a la normalidad.

Comparte:  
  • delicious
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
 

Ir a: Menú de sección | Menú principal | Pie | Inicio de la página